Día 5: MADERA DE NARANJILLO

En Honduras existe la tradición de armar belenes en las casas, tradición revitalizada no solo por numerosos certámenes y concursos, sino por la costumbre, viva en este país, de visitar en fechas determinadas las casas donde se pone un belén. A esta tradición se le denomina “posadas” pues se hacen en grupos, recordando la búsqueda de alojamiento de José y María, mientras se cantan villancicos y se reciben aguinaldos, junto con bebidas calientes y dulces.

En este país es muy tradicional realizar figuras con madera de naranjillo. Este árbol se desarrolla en las cordilleras de Suramérica, en hábitats húmedos. Su principal uso, a propósito de su colorido, es ornamental y también se usa en ebanistería.

El Belén consta del Misterio, un perro y un ángel. Son figuras enormemente sencillas, casi esquemáticas.