Día 16: BELÉN DE PAKISTÁN

El nombre de Pakistán significa literalmente tierra de los puros en urdu y persa. Fue acuñado en 1933 como Pakistán en referencia a los nombres de las cinco regiones del norte de la India Británica: Punyab, Afghania, Kachemira, Sind y Baluchistand.

La historia de Pakistán ―que, para el período que precede a la fundación de la nación en 1947, es compartida intermitentemente por Afganistán, la India e Irán― se puede datar hasta los principios de la vida humana en el sur de Asia.

La región actual de Pakistán sirvió como tierra fértil para algunas de las más importantes civilizaciones del sur de Asia y como puerta de entrada del subcontinente a Oriente Medio y Asia Central. Pakistán es hogar de algunos de los más importantes sitios arqueológicos. La civilización del Valle del Indo fue una de las tres primeras civilizaciones humanas junto con el Antiguo Egipto y Mesopotamia y es probablemente la que menos conocen los historiadores.

Aunque el 99 por ciento de la población es de religión islámica aún están permitidos los belenes.

Este que presentamos es de barro cocido y coloreado con colores intensos a semejanza de los vestidos que se lucen en la zona. El Belén consta de el Misterio, los tres Reyes magos, un buey y una oveja.