Día 15: PIEDRA PALEWA (INDIA)

La India, lugar de encuentro de numerosas civilizaciones, cuenta la tradición que fue cristianizado por Santo Tomás Apostol en el año 40 de nuestra era. Siglos más tarde, en 1542, San Francisco Javier inicia su acción evangelizadora que había de alcanzar a todas las castas.

El emperador Akbar, que gobernó el país desde finales del siglo XVI hasta principios del XVII, admiraba los belenes construidos por los misioneros y, aunque no era cristiano, permitió que se expandieran por todos sus territorios.

Hoy los cristianos de la India ascienden a la cifra de unos veintiséis millones, lo que no supone mucho en un país tan densamente poblado.

En los barrios cristianos de Bombay, durante la Navidad, se cuelgan linternas de papel en forma de estrellas alumbrando las calles, mientras que los belenes se disponen en las casas de forma que puedan ser vistos desde la calle.

El Belén Indio que hoy presentamos está esculpido en piedra palewa o esteatita verdosa. Esta piedra está formada por una roca muy blanda constituida en gran parte por mineral de talco. Estas piedras son a la vez resistentes y blandas por lo que son relativamente fáciles de trabajar con herramientas simples y ha sido un material utilizado para el labrado durante miles de años.

Nuestro Belén consta de dos figuras: la Virgen con el Niño en los brazos y San José. La cuna del Niño está realizada a modo de bandeja que su madre sostiene y San José está en actitud orante. Son figuras sencillas, ataviadas a la moda india y no son de cuerpo entero.