Día 19: BELÉN DE LA SELVA

Describir los belenes peruanos es complicado a causa de su riqueza y de las muchas clases de belenes que existen en el país: belenes de piedra de huamanga (parecida al alabastro), de madera policromada, barro, pasta de magüey, miga de pan, pasta de papel o papelón, etc. Algunas técnicas se practican desde la época prehispánica.

En la selva amazónica se celebra la Navidad con cantos y comida. Hay ciudades como Chachapoyas, donde se hacen velaciones en honor del Niño Jesús, que comienzan a las 12 de la noche y se animan paulatinamente. Estas velaciones se realizan en los lugares donde se exponen los Belenes, ya sean casas particulares o iglesias.

El Belén que exponemos hoy es un Belén llamado de la Selva, pues los personajes del Misterio se han mimetizado con los indios. El Niño Jesús, que es un indiecito, está acostado en una cuna realizada con dos troncos y hojas y la Virgen y San José también son indios. En lugar de mula y buey, vigilan la cuna un cachorro de león y otro de tigre y un pequeño osito blanco adora al niño.

Es un belén un poco infantil y muy tierno.