Día 10: PALOSANTO

El belén que presentamos hoy está realizado en madera de palosanto o palorosa y procede de Madagascar.

La madera de palosanto es una madera muy densa, aceitosa y olorosa, ya que emana una intensa y agradable fragancia. Su color puede presentar tonalidades marrones, negras e incluso verde oliva. El color se va oscureciendo con el tiempo y la exposición a la luz. Se trata de una madera muy pesada y muy dura, pero que por otro lado se comporta muy bien a la hora de tornear. Hablar de madera de palosanto significa para muchos hablar de madera noble, veteados increíbles y colores de los más llamativo dentro del mundo de la madera.

Algunas de las especies de palosanto están amenazadas. Se debe a diferentes factores entre los que destacan la deforestación, las talas ilegales y la sobreexplotación. De ahí que en algunos lugares se haya controlado y/o prohibido totalmente la explotación.

No sería correcto simplificar y decir que toda la madera de palosanto es igual. Son más bien varias especies que se encuentra de forma natural en prácticamente todos los continentes. Si a la sobreexplotación añadimos que se tratan de especies de crecimiento lento, nos encontramos con madera escasa y de precio elevado. Se trata de árboles de pequeño tamaño, arbustos en muchos casos, de ahí que las piezas de madera tengan normalmente pequeñas dimensiones.

El palosanto de Madagascar tiene dibujo muy fino. Va de un marrón dorado a un marrón rojizo, que puede llegar a ser negro. Es una madera de gran belleza codiciada principalmente para los usos más exclusivos: Instrumentos musicales, tallas, artesanía y esculturas.

Las figuras de nuestro Belén, son enormemente esbeltas, hasta el punto que algunas apenas se sostienen de pie, miden 13 cm. Son esculturas realizadas por chicos de hasta 14 años ya que, superada dicha edad, deben dedicarse a la caza para subsistir. Fue realizado en Madagascar en 1975. El Belén consta del Misterio con el Niño en cuna y en el que hay que resaltar la gran diferencia entre San José (muy alto) y la Virgen arrodillada y muy pequeña. Realmente es una Epifanía, pues también tiene los tres Reyes (uno de ellos adorando) y un pastor. Un ángel esbeltísimo completa el Belén junto con los animales los cuales son pequeños y desproporcionados respecto al resto de los personajes. También lleva incluida la estrella.