MERECIDA     GRATITUD

                                              LUÍS GARCÍA DE LA CUEVA

Hay personas capaces de pensar siempre en los demás, aún cuando sus circunstancias personales sean totalmente adversas y éste es el caso de la persona a la que va destinado este sentido reconocimiento. Enterado de que nos encontrábamos ahogados con la Campaña del 50 Aniversario y a pesar de que ni siquiera era socio de nuestra Asociación decidió de inmediato que nos ayudaría y su ayuda absoluta y desinteresada se prolongó a lo largo de todo el 2008 hasta el mismo mes de diciembre, en el que su lucha contra la grave enfermedad que padecía resultó infructuosa.

Pero hasta ese momento repartió por empresas, instituciones y entidades asturianas los proyectos de la Campaña para recabar ayuda de las mismas, al mismo tiempo que se pateaba la ciudad en busca de un lugar espacioso donde poder ubicar el Belén Monumental, de cuyo proyecto y su desarrollo estaba totalmente enterado. Su ánimo y apoyo constante fue vital para nosotros en los momentos en los que hubo que  sortear las diversas dificultades que nos iban surgiendo. Es por ello y por el cariño que de él hemos recibido, que esta Junta  ha decidido conceder a título póstumo un reconocimiento a la labor de D. Luis García de la Cueva. La distinción fue recogida por su esposa Doña Luisa Peláez.